Los mitos más comunes sobre las dietas

Intentar perder peso puede ser difícil, especialmente si estás poniendo en práctica algunas dietas que simplemente no funcionan o no son para ti. Desgraciadamente, hay muchos mitos circulando que resultan bastante creíbles, que lo que hacen es limitar o complicar nuestro progreso en la pérdida de peso, además de causar un estrés innecesario cuando los ponemos en práctica. Aprender sobre estos mitos y cuál es la realidad tras ellos es la mejor arma para combatirlos.

MITO 1: La grasa es mala

¿Has escuchado alguna vez el dicho “todo es malo en exceso”? Aunque demasiada grasa puede llevarte a ganar peso, una cantidad sana y controlada de grasa es buena y necesaria para ti. Una dieta equilibrada con grasas saludables es esencial para tu salud cerebral y te ayuda a pensar con mayor claridad durante el día. Además, ingerir grasas saludables a diario te puede hacer sentir más lleno y satisfecho, lo cual hará que ingieras menos calorías, reduciendo la cantidad total al final de la jornada. Aunque puede ser de ayuda controlar tu ingesta de grasa y asegurarte de que estás tomando solamente grasas saludables en cantidades adecuadas, la idea de que todas las grasas son malas para ti es uno de los mitos más extendidos que, simplemente, no tiene ninguna base científica detrás.

MITO 2: Comer por la noche engorda

Probablemente habrás leído o escuchado que comer antes de ir a dormir engorda. Pero, ¿de dónde viene esta idea? Mucha gente que consume algún tipo de snack antes de ir a dormir es gente que consume snacks (poco saludables) en general. No siempre es el tipo de comida lo que influye, sino cuándo consumes esa comida. Si tú mantienes una vida saludable, haces esfuerzos por controlar tu ingesta y comer sano durante todo el día. Si haces esto y tu dieta es equilibrada, sin pasar momentos de ayuno, lo más probable es que no sientas la necesidad de atiborrarte a calorías antes de meterte en la cama.

MITO 3: Saltarse comidas es un buen truco para reducir calorías

Una de las peores estrategias para perder peso es simplemente saltarse comidas. El problema es que cuando te saltas una comida, acumularás más hambre y cuando llegues a la siguiente comida tendrás más necesidad de acumular grasa e hidratos que si hubieras comido pequeñas porciones saludables y nutritivas durante todo el día. En lugar de matarte de hambre, haz lo contrario: come poca comida, priorizando siempre las frutas y las verduras, llegando a hacer las 5 comidas diarias.

MITO 4: Lo único que importa son las calorías

El objetivo final cuando tienes que perder peso es quemar más calorías de las que ingieres: fácil y simple. Cuantas más calorías quemes, menos tienes que preocuparte por comer menos y pasar hambre buscando dietas milagro que suelen fallar. Para quemar más calorías, es importante hacer deporte varias veces a la semana, incluso si solo le dedicas 20 minutos cada vez.

Acuérdate de estos mitos sobre las dietas cuando necesites perder peso 🙂