¿Hay que comer después de entrenar? 1

Si estás intentando reducir calorías puede que pienses que no comer nada después de hacer deporte sea una buena idea. Piénsatelo de nuevo. Comer después de la actividad física es esencial, aquí te explico por qué.

La comida es tu combustible

Al igual que un coche gasta gasolina al moverse, tu cuerpo quema energía mientras entrenas. Al igual que un coche, tu cuerpo necesita recargar sus depósitos de energía. Los nutricionistas recomiendan comer algo en los primeros 30 minutos después de entrenar. Este consejo es especialmente recomendable si tu entrenamiento es intenso, estás intentando ganar músculo o antes del ejercicio has pasado varias horas sin comer. Elige una opción que incluya proteínas e hidratos de carbono. Un snack de buena calidad hace mucho más que agradar a tu paladar. Te ayudará a:

Recargar los depósitos de glucógeno

El glucógeno es una forma de glucosa que tu cuerpo necesita para tener energía, ya que contribuye al crecimiento muscular, mejora la recuperación y reduce el dolor muscular. Además, repara los tejidos musculares dañados.

¿Por qué proteínas e hidratos?

La respuesta rápida es que los hidratos te hacen recuperar energía rápidamente y las proteínas te ayudan a construir músculo. Intenta consumir 2 raciones de hidratos por cada ración de proteínas. Sin embargo, si eres un atleta de resistencia o has realizado un entrenamiento largo y duro, deberías incrementar tu dosis de proteínas. Utiliza esta fórmula: multiplica tu peso por 0.4 y 0.5 para obtener el rango recomendado de proteínas.

Por ejemplo: si pesas 59 kilos, te corresponderán entre 24 y 30 gramos de proteína. 

No olvides las grasas

La grasa tiene un rol importante en el mantenimiento de la buena salud y la pérdida de peso. La clave es la moderación. Incluye algo de grasa en tu dieta para calmar la sensación de saciedad, de esta manera estarás comiendo menos creando un balance negativo de calorías. Después del ejercicio, incluye algo de grasa en tu snack para mejorar la recuperación muscular. 

Ideas de snacks para después de entrenar

  • Yogur griego con arándanos
  • Hummus y pan integral
  • Atún sin aceite en crackers integrales
  • Plátano con mantequilla de cacahuete
  • Almendras y queso fresco

Para cenar puedes optar por quinoa, boniato o arroz integral con pechuga de pollo a la plancha o salmón al horno. 

Comer después de entrenar te puede ayudar a conseguir tus objetivos si lo que quieres es incrementar tu masa muscular. También es esencial consumir un snack después de la actividad física si ha sido especialmente intensa. Saltarte una comida o merienda puede hacer que tu recuperación sea más lenta, tus músculos crezcan más despacio y te notes con poca energía. Elige comida de calidad que no vaya en contra de tus esfuerzos. Después de todo, entrenar no es excusa para pasarte con las calorías, ya que normalmente consumimos más de lo que pensamos y quemamos menos de lo que creemos. No cometas este error y aliméntate después de ir al gimnasio.