llegar al máximo en el fitness

¿Podría una persona ajena al mundo de los body-builders experimentar esa excitación muscular en el gimnasio? Puede que alguna vez hayas escuchado este tema y lo que significa en el mundo del fitness y de la musculación en general. Recuerda la expresión: «Más grande, más cantidad, mucho mejor y más rápido». En el mundo anglosajón lo llaman «The Pump». Es ese punto al que llegas en el que tus músculos relucen, se muestran más grandes, a veces incluso un par de centímetros más de lo normal. ¿Pueden otros mortales conseguir este punto? Por supuesto.

Como conseguir músculos que sobresalgan.

Puedes conseguir que luzcan grandes y explosivos justo al máximo de tu capacidad muscular, antes de lo que se denomina el «fallo muscular», es decir, tu límite. conforme vas entrenando, tus vasos sanguíneos se expanden y la sangre fluye más rápido, haciendo ver que tus músculos han aumentado, al menos, temporalmente. Asegúrate de que estás bien hidratado, los carbohidratos tampoco te deben faltar, así como un buen descanso nocturno para que tus entrenamientos sean potentes y eficaces.

¿Y si no entreno habitualmente? ¿Cómo consigo grandes músculos?

No tienes que levantar grandes pesos para sentir ese excitamiento muscular. Los mortales en el gimnasio podemos mejorar y aumentar los pesos con una combinación de actitud, cardio y ejercicios diversos con nuestro propio cuerpo:

Entrenamientos HIIT

– High intensity interval training: (Entrenamiento a intervalos de alta intensidad) Alterna ejercicios de alta intensidad con periodos de descanso de pocos segundos. Piensa en el efecto similar a cuando estás esprintando y caminando. Añade momentos HIIT a tu entrenamiento y verás como tus músculos lo agradecen y aumentan de tamaño casi sin darte cuenta.

Ejercicios con el propio peso del cuerpo

– Dos grandes beneficios de los ejercicios usando el peso de nuestro cuerpo son el coste (¡baratísimo!) y el tenerlo siempre encima (va contigo a todos lados). No necesitas comprar ningún aparato o accesorio ya que solo necesitas tu cuerpo para conseguir buenos resultados: añade sentadillas, planchas, flexiones, abdominales, zancadas, saltos, etc… a tu entrenamiento y verás como mejoras sustancialmente tu forma física.

Compite contra tí mismo

Al igual que los culturistas, queremos trabajar al máximo de nuestra capacidad. Márcate objetivos a bstir y mide tu evolución. Como recomendación, entrena acompañado ya que el efecto es mejor y se entrena mucho más fácil en compañía. Además, con objetivos marcados te puedes «picar» con tu compañero de entrenamientos y así mejorar tus propias marcas simplemente con el efecto «gamificación» que se consigue.

Simplemente con estos consejos puedes conseguir lucir mejores músculos y sentirte mucho mejor contigo mismo. Además, actuando como hacen los culturistas (su dieta, hidratación, descanso…) completarás todo lo necesario para conseguir ese efecto WOW en tus músculos al menos durante unas horas.