6 consejos para que entrenar forme parte de tu vida

¿Te estás planteando seriamente mejorar tu nivel de forma física pero no sabes bien cómo hacerlo? Aquí tenemos seis consejos que te ayudarán a conseguirlo, todos fáciles y realizables por cualquier persona. ¿El resultado final? ¡Te ayudarán a hacer del deporte y el fitness una parte de tu vida!

Comprométete con una mentalidad de “Moverte más”

Una persona normal y corriente no tiene tiempo de pasar horas en el gimnasio cada día, y no pasa nada. Puedes quemar calorías y mejorar tu nivel de forma física moviéndote un poco más a lo largo del día. Incluso si estás sentado en la oficina durante 8 horas al día, puedes tomarte descansos periódicamente para caminar por tu oficina o simplemente subir las escaleras en lugar de coger el ascensor.

6 consejos para que entrenar forme parte de tu vida
6 consejos para que entrenar forme parte de tu vida

Encuentra tres ejercicios que te encanten

Estar en forma es importante, pero es difícil mantenerla cuando hacer ejercicio no es divertido. Encuentra tres ejercicios que te guste hacer e incorpóralos a tu rutina 1 o 2 veces por semana. ¿Te sientes genial después de una clase de yoga? ¿Quizás te motiva ir a spinning? ¿O lo tuyo es el Crossfit? ¿Prefieres bailar hip hop como si fueras neoyorkino? Elige lo que más vaya contigo y disfruta del camino.

Ten un día trampa (pero muévete)

Los días trampa pueden ser beneficiosos, siempre y cuando no se conviertan en dos o tres días o en una semana. Sé consciente de cuáles son tus objetivos (por ejemplo, para perder un kilo por semana y entrenar 5-6 días por semana) y no te saltes tu rutina semanal. Si tu día trampa es cada domingo, no te vuelvas loco. Trátate con cariño ese día, date un baño calentito o come con tus amigos. Una comida trampa es buena y no te boicoteará, pero cuando llegue el lunes, ¡vuelve a tu rutina disciplinada!

Ten un compañero de entrenamiento

Muchas veces, empezar una rutina de entrenamiento no es la parte más complicada; mantenerla después de una semana sí. No obstante, cuando tienes un compañero (un amigo, un compañero de trabajo, un vecino o tu pareja) que te está motivando y apoyando y que además tiene objetivos físicos similares, puedes aumentar las posibilidades de mantener la motivación a lo largo del tiempo. Solo tienes que encontrar a una persona que se comprometa a entrenar contigo al menos dos veces por semana.

Haz una lista de elecciones saludables

Cuando se trata de mejorar tu forma física, el hecho de moverte más y hacer ejercicio es solo una parte, ya que comer bien es esencial. La comida que consumes antes y después de tu entrenamiento es lo que te da la energía y la fuerza para afrontar tus workouts.

Desgraciadamente, muchas veces asociamos “saludable” a restricciones. Esto no es para nada cierto, simplemente tienes que encontrar las comidas ricas en nutrientes que más te gustan. Haz una lista de hidratos de carbono (complejos, no hidratos simples) frutas, verduras y granos integrales que te gusten. Después, una vez a la semana haz una nueva receta con la comida de tu lista.

Apúntate a un gimnasio- pero abre tu mente

Si quieres mejorar tu nivel de forma, es probable que tengas que apuntarte a un gimnasio (si no lo has hecho ya). Los centros deportivos ofrecen beneficios increíbles, como material para realizar ejercicios de fuerza, una gran diversidad de clases y el aspecto social de entrenar con otras personas  y conocer gente nueva.

Una vez que descubres qué tipo de ejercicio te gusta (digamos que adoras el Crossfit, el Zumba o relajarte en Yoga) puedes mejorar tu rutina semanal añadiendo una membresía en un gimnasio más especializado como un estudio de baile o un centro de yoga. Una vez a la semana, cambia tu rutina y mantén la motivación semana tras semana. 

Descubre en nuestro blog de Vida Fitness todo lo necesario para tener buena salud y un cuerpo en forma, disfrutando aprendiendo haciendo deporte, comiendo bien y teniendo una mentalidad positiva.